Obsolescencia programada ¿También en moda?

Seguro que te has dado cuenta de que el jersey que te compraste hace 3 meses no luce igual que ese de tu abuela que te quedaste porque te encantó su rollo vintage.

El de tu abuela no tiene bolitas, abriga que da gusto y tiene las costuras fuertes. El que te compraste hace unas semanas ya tiene desperfectos y lo has usado unas 3 veces, dudas de que vaya a durar mucho en tu armario.

Esto es lo que llamamos obsolescencia programada.

Jersey de punto grueso de lana a rayas azules y grises moda de invierno sostenible

La obsolescencia programada es la determinación del fin de la vida útil de un producto, de forma que, tras un período de tiempo (calculado por el fabricante durante la fase de diseño) este se quede obsoleto o inservible.

El objetivo de esta práctica no es crear productos de calidad, sino exclusivamente el lucro económico, no teniéndose en cuenta las necesidades de los consumidores, ni las repercusiones medioambientales en la producción y mucho menos las consecuencias que se generan desde el punto de vista de la acumulación de residuos y la contaminación que conllevan.

infografia del ciclo de la obsolescencia programada

Dentro de la moda el caso más llamativo es el del fast fashion donde se produce ropa en ingentes cantidades y la calidad deja mucho que desear, haciendo que las prendas tengan poca durabilidad.

Se cambiaron los materiales naturales y de calidad por fibras cada vez más baratas, en su mayoría plásticas que se deshacen cada vez que las lavamos. Hacen que el tejido se dé de sí y se viren las costuras (¿Nunca te ha pasado ir a planchar una camiseta y ver que era imposible casar la parte delante con la espalda por las costuras?), que salgan las tan odiadas pelotillas, etc.

Además, son tejidos que están llenos de químicos y que nos hacen tener alergias y problemas de salud. Sin hablar del daño que hacen al medio ambiente tanto en su confección cómo en su mantenimiento.

También cambiaron la forma de confeccionar. Había que confeccionar más y más barato porque lo que las fornituras también pasaron a ser de menor calidad, se hacen los patrones y los cortes más rápido y las costureras cosen a un ritmo de vértigo. Esto ha hecho que un abrigo hecho ahora no siente tan bien como sentaba un abrigo hecho hace 40 o 50 años.

Si unimos todo esto, con el marketing constante creando necesidades inventadas y el bajo precio de estas prendas, tenemos consumidores locos que compran más de lo que necesitan.

Un grupo de cinco personas con bolsas de compras de moda

Este tema de la obsolescencia programada ha creado un malestar en los consumidores que se sienten engañados por pagar dinero por un producto con una vida muy corta, por lo que últimamente son muchas las organizaciones, medios de comunicación e incluso los propios consumidores, están pidiendo a las administraciones que legislen para controlar esta práctica.

¿Qué piensas? ¿Conseguirán frenar esta espiral de consumo desenfrenado?

Artículo escrito por Jessica Checa de BeGaia

2 respuestas a «Obsolescencia programada ¿También en moda?»

  1. Hola, hay un documental de la noche temática muy bueno q habla de este tema. En mi canal Youtube Amarok g hay una lista de reproducción donde cuelgo todos los documentales q creo interesante q puedes encontrar o sino en la pag oficial de rtve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *