SERGIO CIFUENTES. Pajaritas que cuentan historias.

Sergio Cifuentes pajaritas

Sergio aprendió costura con su madre por lo que, como ha sucedido con muchos de los asociados, es un medio en el que de algún modo ha crecido. Estudió diseño gráfico e ilustración.

Se inicia en su actividad en el año 2017 ante la necesidad de tener pajaritas diferentes a las que encontraba en el mercado, para él era “imposible encontrar una pajarita sostenible con un diseño bonito“; en realidad todo empezó cuando tenía que asistir a una boda y, al no gustarle lo que veía, cogió una camisa que ya no utilizaba y se hizo su propia pajarita. El resultado fue que a la gente le gustó mucho y por ello su marido le dio el impulso necesario para iniciar su negocio quien también le ayuda en el negocio.

Su primera colección la hizo reciclando telas que tenía él mismo y también con las que le facilitaban las personas de su entorno; utilizó otros materiales como las lentejuelas y plumas que obtenía de tocados. Su venta se inició cuando empezó a darse a conocer a través de instagram y a partir de ahí decidió que la segunda colección sería más profesional.

Aunque tradicionalmente la pajarita ha sido un accesorio principalmente masculino, Sergio tiene también una línea de pajaritas para mujer que está gustando mucho.

Hay un dato que él destaca y es que siempre que puede utiliza el reciclaje, aunque otro de sus pilares de la marca es que el diseña e imprime sus propias creaciones en algodón orgánico con tinta base agua y hace colecciones limitadas, sus pajaritas van marcadas como edición limitada, ya que hace una tirada de ellas para para tener una exclusividad; su packaging es de papel reciclado y en su interior nos encontramos con viruta de madera que atrapa el olor y la humedad de la pajarita después de ser usada. Sin duda como dices Sergio “los detalles importan”  también se encargan de hacer sus propios expositores de madera.

Sergio compagina esta actividad con su profesión, trabaja como visual en una tienda; se encarga de adaptar el producto en las tiendas de la mejor forma posible con el fin de facilitar y optimizar las ventas.

Me cuenta que el próximo paso es exportar a Londres y a París, y líneas de pajaritas para niños, bebés,¡incluso mascotas!.

Cuenta con la ayuda de Proyecto Abraham, para la elaboración de las cintas regulables de las pajaritas, Sergio tenía claro que si en algún momento su marca crecía quería contar con su ayuda y como el dice “los sueños se cumplen” se trata de una asociación que reinserta al mundo laboral a mujeres paradas de larga duración mediante los trabajos de confección.

Le encanta hacer colaboraciones con otras marcas de AMSE como ha hecho ya con Arantxa de Antmade para la que hizo una pajarita a partir del reciclaje de un CD y plástico; para las faldas de Maldita María creó unas pajaritas usando pigmentos natuales y tiene nuevos proyectos con Singular Sisters para hacer pajaritas de metal y con Mama Kitenge utilizando telas africanas.

Su mente no para, trabaja día a día intentando ver diferentes materiales que pueda utilizar para sus pajaritas, ha utilizado materiales mas cotidianos como el algodón orgánico pero sus diseños pasan por el corcho, metal, cd, plástico reciclado, cerámica… !Incluso globos de colores! 

 

Síguelo en

INSTAGRAM

FACEBOOK

WEB

Puedes ver sus pajaritas en este desfile:

Los complementos que no te debes perder esta temporada

Artículo escrito por Chon Mayayo Bellostas

Tochy & Pochy

 

CRUCA, geometría sostenible

Cruca moda sostenible 1

CRUCA

Cruces de las Morenas está al frente de esta firma de moda en Madrid, a la que llegó después de dedicarse durante más de diez años a la actividad profesional de comercio internacional. Mientras tanto hizo varios cursos distintos en su tiempo libre para formarse, entre ellos uno de diseño de bolsos. Finalmente cursó un master de diseño de moda porque quería dedicarse al mundo de la moda sostenible.

Cruces compagina su actividad de emprendimiento con la familia y con un trabajo a media jornada, pero está muy contenta pese al esfuerzo porque está haciendo lo que quería.

Su modo de trabajar es a través del diseño y elaboración del patrón de todas sus prendas, y prepara el prototipo o toile que después lleva para su confección a pequeños talleres ” de los de toda la vida” con los que colabora, talleres a los que conocía de hace muchos años.

Pone especial cuidado  en el corte de las prendas porque está convencida de que el tejido no hay que malgastarlo.

En cuanto a sus colecciones, procura que sean atemporales y hace pequeñas cantidades de cada modelo porque no le gusta nada que la gente vaya vestida igual, o que se repita mucho un modelo suyo. Siguiendo estos parámetros ha sacado la primera colección en la web, y está preparando ya una segunda colección cápsula.

Además de vender on line, tiene algunos puntos de venta en tiendas y va a todas las ferias. Su afición y aprendizaje en la costura le viene de siempre pues sus abuelas eran modistas, y al final esta afición de la infancia volvió a aflorar llevándola a crear Cruca, a la que puso este nombre al iniciar la actividad con una amiga, Carol, que tiempo después dejó la marca por cuestiones familiares.

 

 

 

Síguela en

INSTAGRAM

FACEBOOK

WEB

 

Artículo escrito por Chon Mayayo Bellostas

Tochy & Pochy