CRUCA, geometría sostenible

Cruca moda sostenible 1

CRUCA

Cruces de las Morenas está al frente de esta firma de moda en Madrid, a la que llegó después de dedicarse durante más de diez años a la actividad profesional de comercio internacional. Mientras tanto hizo varios cursos distintos en su tiempo libre para formarse, entre ellos uno de diseño de bolsos. Finalmente cursó un master de diseño de moda porque quería dedicarse al mundo de la moda sostenible.

Cruces compagina su actividad de emprendimiento con la familia y con un trabajo a media jornada, pero está muy contenta pese al esfuerzo porque está haciendo lo que quería.

Su modo de trabajar es a través del diseño y elaboración del patrón de todas sus prendas, y prepara el prototipo o toile que después lleva para su confección a pequeños talleres ” de los de toda la vida” con los que colabora, talleres a los que conocía de hace muchos años.

Pone especial cuidado  en el corte de las prendas porque está convencida de que el tejido no hay que malgastarlo.

En cuanto a sus colecciones, procura que sean atemporales y hace pequeñas cantidades de cada modelo porque no le gusta nada que la gente vaya vestida igual, o que se repita mucho un modelo suyo. Siguiendo estos parámetros ha sacado la primera colección en la web, y está preparando ya una segunda colección cápsula.

Además de vender on line, tiene algunos puntos de venta en tiendas y va a todas las ferias. Su afición y aprendizaje en la costura le viene de siempre pues sus abuelas eran modistas, y al final esta afición de la infancia volvió a aflorar llevándola a crear Cruca, a la que puso este nombre al iniciar la actividad con una amiga, Carol, que tiempo después dejó la marca por cuestiones familiares.

 

 

 

Síguela en

INSTAGRAM

FACEBOOK

WEB

 

Artículo escrito por Chon Mayayo Bellostas

Tochy & Pochy

CARMEN PASTOR, arte en seda

Carmen Pastor

Esta firma la lleva Mª Carmen Pérez Pastor, el nombre que le ha dado a su marca es el de su madre, un precioso homenaje sin duda. Está establecida en San Lorenzo de El Escorial (Madrid).

Aunque lleva con la confección a medida unos treinta años ha ido aprendiendo nuevas técnicas que después ha utilizado en su actividad.  Hace doce años que empezó a pintar la seda que después utiliza para confeccionar sus prendas; hace ocho años empezó a trabajar con lana de oveja merina en la técnica “nuno afieltrado” que consiste en crear fieltro a partir del pelo de oveja merina. También realizó cursos de alta sombrerería y hace sombreros utilizando todo tipo de elementos, entre ellos plumas, y los hace desde el diseño de su patronaje  hasta la confección a mano, utilizando la plancha y el vapor para ello, es decir, de forma totalmente tradicional.

Siempre le gustó la moda aunque pensaba estudiar la carrera de exactas para dedicarse a la docencia pero sin embargo empezó a formarse en corte y confección y diseño de moda; a partir de ahí empezó a evolucionar y destacar su personalidad: la pintura en seda.

El camino de aprendizaje la lleva a investigar nuevas técnicas, como le sucedió con la del nuno afieltrado, en la que tiene un resultado verdaderamente sorprendente y espectacular.

Nunca para de pensar en nuevos proyectos, y el próximo que tiene en mente es el de los tintes naturales así como realizar cuadros en seda y accesorios.

 

 

Síguela en

INSTAGRAM

FACEBOOK

WEB

 

Artículo escrito por Chon Mayayo Bellostas

Tochy & Pochy

MARINA LÓPEZ, moda sostenible

La firma, con sede en Jerez de la Frontera (Cádiz), nació en el año 2009 de una forma lógica teniendo en cuenta sus comienzos. Una vez más nos encontramos con la costura aprendida de toda la vida en casa, a través de lo que le enseñaron su madre y su abuela, a quienes tiene muy presentes, aunque ya no estén y les rinde homenaje con una foto de ellas colgada en su web.

Siendo una niña le enseñaron a coser y al ver sus aptitudes pronto la apuntaron a un curso de corte y confección, desde entonces no ha parado; siempre estuvo interesada por el diseño original o como ella misma dice “convertir algo sin valor en una joya con la que sentirse diferente y especial” a la vez que recuerda con cariño el baúl de su madre, para ella un auténtico baúl del tesoro del que de vez en cuando robaba alguna tela para transformarla.

Trabaja con colecciones cápsula totalmente atemporales para todas las edades y tallas. Ella misma hace el diseño, patrón, corta y confecciona. Puntualmente si tiene algún pedido grande cuenta con la ayuda de un taller cercano. Además, hace transformaciones, es decir, en ocasiones las clientas le llevan prendas que ella desmonta y rediseña, tarea más compleja.

Como curiosidad me cuenta que su última colección está elaborada con algodón orgánico proporcionado por “Skbags”, firma de AMSE dedicada a la confección de bolsas, que ella reutiliza deshaciéndolas y elaborando con ese tejido sus diseños; otra de las características de esta colección es el “ecodiseño”, consistente en crear prendas que no utilicen cremalleras u otros elementos distintos a la propia tela que impidan su posterior reciclaje, por congruencia al ser consciente del grave problema generado en el medio ambiente por los desechos de la industria textil, y estar profundamente preocupada por dejar un mundo más sostenible y humano.

Este tema es lo que la lleva precisamente a intervenir en ponencias con el fin de concienciar sobre la necesidad de la circularidad en la moda y del cuidado a la hora de desechar las prendas que ya no utilizamos pidiendo que “nunca” las tiremos al contenedor de basura, porque la ropa no se descompone y una vez que se tira a la basura ya no se puede reutilizar para hacer con ella hilos u otros elementos que puedan darle un nuevo uso.

También imparte cursos de todos los niveles para enseñar a coser, y organiza swap parties, además de su constante actividad como presidenta de AMSE.

Marina vende sus prendas fundamentalmente a través de su web, aunque también participa en ferias y showrooms.

 

Síguela en

INSTAGRAM

FACEBOOK

TIENDA

 

Artículo escrito por Chon Mayayo Bellostas

Tochy & Pochy

 
 

AVASAN Eco kimonos

OCEAN-NIGHT_Avasan

Amy Valentine está al frente de esta firma que presentó en verano de 2017, y tiene su sede en Arcos de la Frontera (Cádiz). Asistió con ella a la feria Berlín “Ethical fashion slow”.

Empezó a estudiar diseño de moda en París  y cose desde hace 30 años – ropa, bolsos y collares – pero abandonó esta actividad a la que ha vuelto finalmente tras muchos años. Siempre le gustó el mundo de la moda y tiene raíces internacionales pues es hija de neoyorkinos.

Es una gran interesada en los kimonos porque le parece que con ellos la mujer puede vestir femenina, con prendas bonitas y distintas a la vez que muy cómoda. Tras conocer a una abogada especializada en medio ambiente decidió, con su ayuda y consejo, que la línea japonesa con sus kimonos era su faceta más definida buscando por tanto este nicho de mercado en el mundo de la moda.

Sus prendas son artesanales, utiliza tejidos como el algodón, el lino, la seda, teniendo muchos de ellos acumulados en stock a lo largo de su vida hasta que, finalmente y tras formarse en corte, se decidió y se lanzó a confeccionar sus prendas.

Amy trabaja sola y tiene algunos puntos de venta abiertos en varias tiendas, además de la asistencia a ferias.

El significado del nombre de la firma, AVASAN, me lo define como sigue:

AV son las iniciales de su nombre Amy Valentine

A de Amigos, todos los que participan en Avasan y la apoyan

VA, Victoriya Alieva, su colaboradora en línea de kimonos bordados

SAN, es un prefijo respetuoso japonés – respeto a las personas + respeto a los oficios + respeto al medio ambiente.

 

Instagram

Facebook

Web

Artículo escrito por Chon Mayayo Bellostas

Tochy & Pochy

 

Mama Kitenge

MamaKitenge marca sostenible

Este es uno de los muchos casos con los que me he encontrado al entrevistaros y que se corresponden a aquello que tanto hemos oído y, seguro, dicho: nunca sabes lo que te va a traer la vida, o no hay mal que por bien no venga…

Ibone empezó en esta actividad en el año 2014

Trabajaba como diseñadora gráfica y al quedarse en paro hizo sus maletas y se fue de viaje al África negra, donde se enamoró de sus telas, su modo de vida, sus comidas…al finalizar la estancia allí, regresó con dos maletas llenas de sus maravillosas telas. Empezó con el patronaje y a coser.

Después fue a la India, donde igualmente quedó encandilada con las telas, sus colores… así que ella misma define su firma como una fusión de estilos, tejidos, culturas.

El nombre es todo un homenaje a ese primer viaje a Africa

Kitenge es como se llama a las telas en Tanzania, y al verla comprar tanta cantidad de ellas, las nativas comenzaron a llamar a Ibone ” mamá Kitenge”, y este es el nombre que quiso poner a su marca.

Todo es artesanal

Ella misma hace los patrones y confecciona las prendas,  y cose a medida. 

Si en alguna ocasión tiene un pedido algo mayor cuenta con la ayuda de un taller de proximidad, al que lleva sus telas – siempre africanas o indias – ya cortadas y las señoras que trabajan en él las confeccionan.

La afición por la costura

Le viene porque desde niña ha vivido en medio de ella Varios miembros de su familia han tenido sastrerías en distintas localidades.

Y no  puedo finalizar la historia de Ibo sin comentar algo realmente llamativo: sus turbantes. Los pone con una increíble destreza. Esto viene de cuando era niña, los aprendió a hacer con la amiga de una de sus abuelas.

Al final del tiempo “salió” este aprendizaje utilizándolo con la actividad en la que nunca debió siquiera imaginar que emprendería.

Las prendas de Ibo se pueden encontrar en alguna tienda pero, fundamentalmente, tiene la venta on line.

Instagram

Facebook

Tienda online

Artículo escrito por Chon Mayayo Bellostas

Tochy & Pochy