Todo sobre el sello de reciclabilidad de Dríade Soluciones Medioambientales.

DríadeSM te ayuda en la integración de valores medioambientales en tu estrategia empresarial. Lo hace de forma personalizada o de forma global. Hoy conocerás una solución global. El sello de reciclabilidad.

¿Para quién es el Sello y el Certificado de reciclabilidad?

Se trata de una certificación para envases que pueden adquirir tanto las empresas fabricantes de los mismos, como los envasadores propietarios de la marca del producto comercializado. El Sello de Reciclabilidad va enfocado hacía el envase tal y como llega al consumidor, por ello, está dirigido a empresas envasadoras, aunque con limitaciones y analizando las casuísticas específicas de cada caso, podría ser excepcionalmente adquirido también por las empresas fabricantes.

Actualmente estamos desarrollando el distintivo RIB (Recyclability Involved Business) . Este distintivo va enfocado no ya hacia el envase, sino hacía la Compañía. Dependiendo de la cantidad de envases de la empresa y de la reciclabilidad de estos envases, la empresa podrá contar con este distintivo de calidad.

Los que tengáis marcas de moda y complementos podéis exigirlos a vuestros suministradores de cajas, bolsas, papel, etc. De hecho, uno de los servicios que ofrecemos desde DríadeSM a las empresas, es la elaboración de documento de requisitos de sostenibilidad para proveedores, con el fin de ayudar a garantizar que el producto comercializado sea lo más sostenible posible.

¿Qué evalúa el Sello de Reciclabilidad?

Tanto el Certificado como el Sello miden el porcentaje de material que tiene el envase que va a poder ser reciclado y la calidad del material reciclado resultante, entendiendo por calidad la capacidad de ese material para sustituir al material virgen en idénticas condiciones. El resultado se expresa en porcentaje o en niveles mediante estrellas. Para “colorear” la primera estrella, el envase debe haber obtenido en las evaluaciones realizadas un resultado mínimo de  20%, de ser un porcentaje menor, no tendría concesión de estrellas y el resultado será expresado sólo en porcentaje.  

Las 5 estrellas se conceden a partir de resultados del 85%. Puede parecer un resultado bajo, ya que se ha acostumbrado al consumidor a ver  que casi todo es 100% reciclable, pero no es así. Para nosotros es muy importante la cantidad de material pero también la calidad, por lo que alcanzar más de 85% es un resultado excelente.

¿Qué aporta al consumidor final?

Claridad y fiabilidad. 

A día de hoy no hay una regulación sobre los mensajes que se están incluyendo en algunos envases. El envase puede indicar que es 100% reciclable sin un respaldo de dicha afirmación, lo que está generando desconfianza hacia el consumidor. Si a esto se le añaden  otros  mensajes, como 100% biodegradables, 100% compostable, 100 % ecológico,  el consumidor puede no tener muy claro qué diferencias hay, y esto genera confusión y sobre todo desconfianza.

Es esencial que el consumidor tenga una información clara y veraz para poder ejercer su derecho a una compra responsable.

¿Por qué apostar por un certificado y sello de reciclabilidad de envases?

En primer lugar con las evaluaciones realizadas conocerás cómo mejorar la reciclabilidad de tus envases, el beneficio medioambiental es claro. Pero además, con este Certificado se podrá respaldar la reciclabilidad del envase ante las nuevas normativas europeas. Antes de 2030 los envases deberán ser reutilizables o reciclables, el proceso de certificación te ayuda a conseguir estos objetivos, así como una forma de demostrarlo.  

Con el Sello de reciclabilidad muestras al consumidor tu compromiso medioambiental, tu esfuerzo por mitigar los efectos negativos que pueda causar tu producto en el Planeta, muestras claridad y transparencia.

Si bien es cierto que la reciclabilidad no lo es todo, no hay que olvidar la importancia de disminuir la cantidad y peso de envases, la reutilización de los envases y cómo no, trabajar en la concienciación ciudadana para que realicen una correcta separación de los residuos. La reciclabilidad es una parte muy importante de la sostenibilidad, pero no lo es todo.

El Certificado y Sello de Reciclabilidad desarrollado proporciona a las empresas una revisión externa rigurosa, transparente y creíble, plenamente alineada con las normativas venideras a nivel europeo, capaz de avalar la reciclabilidad de tus envases. 

¿Cuánto cuesta en tiempo obtenerlo? 

Depende de la complejidad del envase, pero aproximadamente 2 ó 3 meses.

Acerca de la metodología

La metodología ha sido desarrollada por DríadeSM con el apoyo científico de la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático ESCI-UPF.

Además, la Cátedra, realiza una revisión externa de cada evaluación realizada para garantizar el cumplimiento de los criterios establecidos, de esta forma se asegura la independencia, seriedad, rigurosidad y neutralidad sobre la capacidad de cada envase para ser reincorporado en un ciclo productivo de calidad.

El proceso de concesión del Certificado y autorización del uso del Sello, está también avalado por SGS International Certification Services Ibérica, S.A.U.

¿Cuáles son los pasos desde que se solicita hasta que se obtiene el sello?

A las empresas que contactan con nosotros les solicitamos cierta información acerca del envase para poder realizar una estimación del tiempo requerido para las evaluaciones o determinar si dicho envase precisa de pruebas o ensayos específicos que simulen los procesos de su reciclado. Una vez la empresa acepta el presupuesto dado, se solicita que nos remitan las fichas técnicas de los envases y muestras físicas de los mismos.

Primero se analiza cómo afecta el diseño y la composición del envase en el consumo, recogida, clasificación, reciclaje y calidad del material final, y se ofrecen propuestas de mejora de la reciclabilidad dónde hayan sido detectadas.  De esta forma, la empresa obtiene un informe cualitativo detallado del proceso del reciclado de su envase, así como de las posibles interferencias en el proceso de reciclado y mejoras. En este punto la empresa puede decidir no seguir con el proceso de certificación y poner en prácticas las recomendaciones dadas y así certificar más adelante un resultado más elevado.

La siguiente fase es la que denominamos fase cuantitativa en la que se cuantifican todos los resultados obtenidos en la fase previa. Estos resultados son revisados externamente y se emite el certificado resultante de dicha cuantificación. En esta fase la empresa obtiene una informe cuantitativo de la reciclabilidad de su envase y dos certificados de reciclabilidad con el resultado obtenido expresado en guarimos y en nivel (si el resultado supera el 20%). Esta cuantificación te permite además medir los beneficios que conlleva un cambio en el diseño del envase, así como comparar la reciclabilidad de tus envases para tomar decisiones.

Llegados a este punto, la empresa puede solicitar la autorización de uso del Sello de Reciclabilidad con el resultado obtenido.

Asimismo, si la Compañía quisiera incluir en el Sello de Reciclabilidad el logotipo de SGS, esta última realizaría una auditoría específica de la concesión de uso de ese Sello.

DRIADE-SELLO-RECICLABILIDAD-Infografia-fases

Vamos con un ejemplo más visual, una caja de cartón. Primero determina si tiene varias capas, si hay algún elemento plástico (como las ventanas), si éste se separa cómodamente, si tiene el símbolo del contenedor de cartón y del plástico, etc. Después se determina si el diseño de esta caja genera alguna interferencia o merma en el proceso de su recogida y clasificación. Para determinar las interferencias o mermas en la cantidad o calidad del material obtenido en el proceso de su reciclado, esta caja es sometida a pruebas en laboratorio.  Esto es así porque la reciclabilidad del envase va a depender entre otros factores del tipo de tintas, adhesivos, tipo de fibras utilizadas, etc. En otros casos, no es necesario realizar pruebas en laboratorio, todo depende del tipo de envase y de las características y sustancias incluidas en el mismo.

¿Qué criterios/datos deberíamos tener presentes?

No es posible generalizar criterios ya que es necesario analizar cada envase de forma individual y no todas las características influyen de igual modo en todos los envases. Por ejemplo, una lata puede contar con una superficie completa de tintas sin que esto genere problemática en su reciclabilidad, pero que la superficie de un envase de plástico esté impresa puede afectar gravemente a su reciclabilidad.  

Existen pautas generales que se podrían indicar de cara al consumidor, como por ejemplo: las botellas de plástico transparente (siempre que no sean multicapa), son más reciclables que las coloreadas, los envases plásticos de color negro podrían no ser identificados correctamente en los procesos de clasificación, o que los metales y el vidrio  son materiales estables que pueden reciclarse de forma infinita.

También es importante mencionar que, si el envase consta de varias capas de distintos materiales, su reciclabilidad se verá drásticamente mermada.

En la reciclabilidad, como en todos los ámbitos, es importante tener un plan de desarrollo para tomar decisiones y conocer la repercusión de los cambios a realizar, así como la viabilidad de los mismos. En este sentido, y con el fin de ayudar a las empresas a incrementar la reciclabilidad de sus envases, teniendo en cuenta la viabilidad técnica, económica, social y comercial (a corto, medio y largo plazo), hemos desarrollado nuestro servicio: Work Plan to Improve Recyclability (WPIR).

¿Cómo muestras el sello al mundo?

Incorporando en tus envases, de forma voluntaria, la ecoetiqueta que obtendrás después de conseguir el Certificado de Reciclabilidad que identifica el porcentaje de material de envase disponible para un reciclado de calidad. La etiqueta indicará un número de estrellas (coloreadas del 1 al 5) o un porcentaje.

¿Cuánto dura?

La vigencia tanto del Certificado como del Sello tienen una de 2 años. 

Esto se debe a que los procesos de reciclaje pueden cambiar y por tanto la reciclabilidad del envase también. Del mismo modo, si se modifica alguna característica del envase, es necesario realizar una nueva evaluación ya que su reciclabilidad también puede verse modificada.

 

Si eres una empresa de moda comprometida con la sostenibilidad puedes informar de la existencia de este sello a tus proveedores de envases.

Driesde sello reciclabilidad
Dr. Pere Fullana, director de la Cátedra Unesco de Ciclo de Vida y Cambio Climático, e Illija Sazdowski, investigador de la Cátedra. Raquel Iglesias, directora general DríadeSM.

Sígue a DríadeSM en

Instagram

Web

Entrevista  María José Ibarz 

Maldita María moda sostenible

  

Dejar un comentario